Category Archives: Síntomas

¿También te falla la memoria? Estudio revelador sobre fallas cognitivas.

He tratado ya sobre las fallas cognitivas en fibromialgia pero ahora les comparto un estudio muy interesante que se hizo en España y que arroja datos muy importantes. El estudio en sí no trae gráficas así que decidí hacerlas para una fácil visualización de los resultados.

Les comparto de qué se trata.

El estudio se llama “ Quejas de fallas cognitivas en mujeres con fibromialgia: ¿Producto de la depresión o de una objetiva disfunción cognitiva? que fue publicado en el Diario de Neuropsicología Clínica y Experimental.

De varias cosas que el estudio menciona, lo que más me gustó fue el título del artículo ya que hace visible la enfermedad frente a una comunidad científica que está pendiente de realizar estudios para encontrar respuestas a tantas incógnitas que surgen con este síndrome.

El título de su artículo es: Más mujeres con fibromialgia dicen tener problemas de memoria y no pueden concentrarse.

Los autores recomiendan analizar sus hallazgos detenidamente para mejorar el bienestar de las mujeres con la enfermedad.

Encontramos que de acuerdo con los autores del estudio, el cual fue realizado en el Hospital de Santa María en Lleida, una ciudad de España al noreste de la región de Cataluña, se menciona que “a pesar de una aceptación generalizada sobre la alta frecuencias sobre las subjetivas quejas sobre la capacidad cognitiva en pacientes con fibromialgia, existen muy pocos estudios previos que intentan cuantificar cuán extendidas son estas quejas en esta población”.

Entre Agosto del 2012 y Marzo del 2014 investigadores reclutaron 105 mujeres con fibromialgia y realizaron una prueba neuropsicológica incluyendo medidas de atención y funciones ejecutivas. Las participantes completaron cuestionarios con varios temas, concretamente en fallas cognitivas, ansiedad, depresión, dolor intenso, funcionamiento físico, calidad de sueño y calidad de vida.

Gráfica Fallas Cognitivas

Mujeres con FM que reportaron fallas cognitivas

Gráfica Síntomas Comunes

Síntomas adicionales a FM

El artículo menciona varios datos que decidí realizar en gráficas para una fácil lectura de los mismos ya que son de gran ayuda.

 

 

Aún cuando los datos son muy reveladores, de que las fallas cognitivas se dan más en mujeres con fibromialgia (no existe un estudio que muestre datos en hombres aún); las fallas cognitivas no están exclusivamente relacionadas con la depresión o disfunciones cognitivas objetivas que pudieran implicar su manifestación, escribieron los autores del estudio. Instan a los médicos a no minimizar las fallas cognitivas en sus pacientes con fibromialgia.

Me pregunto…si hubieras formado parte de este estudio, también ¿reportarías fallas cognitivas?

Espero que esta investigación les haya resultado interesante. Les mando un suave abrazo y toda la Luz para que superen día a día este malestar que nos acompaña día a día.

María Isabel

 

¡Me duele! ¿Por qué no me entiendes?

 

La incomprensión es uno de los elementos generadores de mayor estrés para personas con Fibromialgia. Es de agradecer que muchas personas quieran dar “consejos” para verte mejor sin embargo, en la mayoría de los casos, cuando esta gente no está bien documentada, lo que parecería un magnífico apoyo, se reduce a una invasión molesta para el paciente ya que te sugieren remedios caseros o de tendencia new age que no sirven para nada por lo complejo de este padecimiento.

Pero independientemente de esto, lo que resulta inquietante y frustrante es tener que estar explicando que estás enferma, que aunque no se note duele y ¡duele mucho! Cuando te niegas a participar en algunos eventos ya sea familiares o de trabajo, de inmediato la mirada juzgona y el tono complaciente se hacen presentes.

Ejemplo:

-¡Ándale, vamos a correr juntas todas las mañanas!- dice la amiga de la paciente.

-No puedo, me duelen las piernas y las articulaciones. Yo hago otro tipo de ejercicio recomendado por el médico como tai chi, elíptica, natación, ¡pero correr!, no amiga gracias, menos en las mañanas cuando más “engarrotada” me encuentro-.

– ¡Ándale! Recuerda que todo esto de la fibromialgia está en la mente y es cuestión de actitud. No te tires. Yo te veo bien. ¿No estarás exagerando?- insiste la amiga.

Esta última expresión se siente como patada de burro en el estómago. Dan ganas de gritar a los cuatro vientos ¡me duele! ¿porqué no me entiendes?, pero uno debe optar por la tranquilidad y la comprensión ya que mucha gente desconoce esto. Si a nosotros nos resulta difícil comprendernos, qué podemos esperar de los demás.

Recordemos que si nos enojamos podríamos provocar un disparo extra de adrenalina que no nos conviene para nada.

En el trabajo lo mismo. Suele suceder  cuando llamas para informar que estás en crisis de dolor y el jefe o la jefa te contestan: -¡Qué caray! Entonces así no te voy a poder dar el ascenso que tenía pensado para ti. ¿Lo has pensado bien? Yo te veo bien, de hecho hay personas con discapacidad motriz trabajando, ¡no entiendo por qué tú te reportas enferma!-

Suena duro. Lo es. La incomprensión social ante la Fibromialgia, es una realidad  debido a que hay mucha desinformación todavía. Tengamos paciencia, tomemos aire de forma profunda, contemos hasta diez y sigamos adelante. Que esta incomprensión no nos haga sentir mas adoloridas adoloridos de lo que  ya estamos.

Demos gracias a la vida que pese a la enfermedad, estamos desarrollando una capacidad extraordinaria de comprensión por las personas que se encuentran en peores circunstancias, y entre ellos, cuento a aquellas que de forma no intencional, violentan a otras con sus “buenas intenciones”.

Pensemos pues que ellos también necesitan apoyo de nuestra parte al informarles sobre qué es fibromialgia, sus síntomas, sus alcances. Con ello se obtiene mayor entendimiento. Claro está, si te topas con individuos necios, desecha sus comentarios e, insisto, sigue adelante. Eso no tiene por qué perturbarte.

Sé que al final de este tipo de conversaciones queda una sensación de frustración y hasta de enojo, pero siempre tenemos la opción de pensar primero antes de reaccionar ante impulsos. Suelta, bendice y perdona. Es un pensamiento que a mí me funciona muy bien para liberarme de la ansiedad que este tipo de momentos, produce. Espero que también sea de utilidad para ti.

Sé feliz, lo mereces.

 

Recuerdos sobre mi madre

mama-y-fibromialgiaEran los 70’s y mi madre postrada en su cama se quejaba de dolor constante en todo el cuerpo. Recuerdo perfectamente cuando me decía: –Hija, no sólo duele el cuerpo, me duele el alma porque nadie me cree. Me han tachado injustamente de hipocondríaca y eso lastima y mucho. No sé qué más tomar, porque nada me ayuda. Siento mucho que me veas tan triste y adolorida cuando quisiera volver a salir contigo y tus hermanos a pasear mucho, como solíamos hacerlo. Mi dolor se acompaña de culpa. Una culpa que intento no tener pero siempre surge inesperada cuando me necesitan y no puedo seguirles el ritmo. Me molesta mucho tener que salir con una bolsa llena de medicamentos recetados por tantos médicos sin resultados satisfactorios. Sigo igual–  Se le quebró la voz y terminó diciendo antes de romper a llorar con profundo desconsuelo.- Nada me cura. No hay nada que quite este dolor en todo el cuerpo. Me hace infeliz este cansancio que no me deja ser. Ya no puedo ser la mujer activa y alegre que solía ser. ¡Por Dios, quiero que se me quite pronto!- Con 13 años encima, yo no sabía qué hacer. Quería ayudar a mi madre y quitarle el dolor, pero nada podía hacer. Fue muy triste verla debilitarse de esa manera.

Muchos años después, casi en la recta final de la vida de mi madre, yo había sido ya diagnosticada con fibromialgia, por lo que pude comprender que mi madre había pasado por toda esta enfermedad en una época donde aún no se sabía nada de ella. Ahora la que lloró fui yo al pensar que mi mami sufrió tanto dolor durante tanto tiempo y no pudo en todos esos años, ser correctamente asistida por médicos a falta de su conocimiento sobre la Fibromialgia.

Afortunadamente el tratamiento que me enviara mi reumatólogo cuando fui diagnosticada con FM, también le fue recetado a mi madre por su geriatra. Los últimos dos años de su vida, ella vivió con dolor controlado, casi suprimido, y por tanto regresó su buen humor y particular alegría. Tuve la grandiosa oportunidad de verla sonreír tranquila cuando al fin le dieron la noticia de que identificaron el tipo de enfermedad que la tuvo tantos años postrada de dolor. Con esta experiencia aprendí muchas cosas, una de ellas es que la FM puede ser una enfermedad hereditaria. Ahora, con mi hija, sigo el tratamiento preventivo que propongo en mis sesiones de coaching para evitar que, por predisposición genética (defecto de fábrica), caiga en las terribles fauces de esta enfermedad considerada ya, una epidemia.

 

5 cosas que se deben evitar cuando tienes Fibromialgia

De las cosas más difíciles de resistir para muchas personas, son los placeres cotidianos de comerse un rico postre, fumarse un cigarrito después de una divertida comida en un restaurante taurino, entrarte a las empanaditas fritas y además, para finalizar, un dulcísimo licor para la digestión. ¡Error! Todo lo que acabo de mencionar es justamente lo que nos pondría en jaque a muchas personas que padecen fibromialgia.

He aquí 5 cosas que se deben evitar cuando se tiene esta enfermedad y el por qué evitarlas.

  1. Fumar. La nicotina perjudica el funcionamiento del sistema nervioso autónomo. Cuando te fumas un cigarrito, parece disminuir la ansiedad, pero al cabo de un rato, podrían aparecer desde ligeros hasta fuertes picotazos, como toques, justamente por la irritación que esto produce en terminaciones nerviosas.
  2. Alcohol. Evitar el consumo excesivo de alcohol y bebidas que contengan sustancias parecidas a la adrenalina, como cafeína, refrescos de cola o bebidas energetizantes. Esto también produce irritación en terminaciones nerviosas y el efecto relajante que se produce al inicio, después se convierte en un torrente de adrenalina que también producirá insomnio.
  3. Café. Algunas personas me han dicho que no pueden vivir sin tomar café pero si se vive con fibromialgia hay que pensarlo dos veces antes de abusar de esta maravillosa bebida. Casi todos las bebidas irritantes como ésta, producen los mismos síntomas mencionados en los puntos 1 y 2. Si de plano es mucho el sacrificio de dejar el café, es suficiente una sola taza al día por la mañana.
  4. Carne roja. En general evitar alimentos ricos en grasas animales que incluyen alimentos fritos o demasiado condimentadas. Consumo moderado de carne roja. Se debe evitar cuando al comerla, se presenta dolor durante la menstruación o dolor de cabeza.
  5. Dulces, pasteles, galletas. Los alimentos con alto contenido de azúcar simple fermentan dentro del cuerpo lo que provoca inflamación abdominal. El brusco ingreso de azúcares en el organismo hace que se produzca demasiada insulina, con la consecuente hipoglucemia reactiva.

También es recomendable evitar alimentos chatarra ya que algunas contienen glutamato monosódico. Si se tuviera la presión baja esto favorecería el aumento de mareos y el cansancio.

Lo sé, es difícil de aceptar. En mi caso ha sido un calvario porque solía ser una persona felizmente “comelona” y el ir poco a poco acostumbrándome a estos nuevos hábitos para sentirme mejor, no fue fácil. ¡En serio, de verdad nada fácil!. Como hubo momentos donde me costó un triunfo aplicar la restricción, me brinqué las trancas e hice caso omiso a las recomendaciones médicas, ¡la pasé verdaderamente mal! así que ahora me es necesario compartirles esta importante información para que la consideren. Recordemos que, en algunos casos, los pequeños saltos brindan mejores resultados que un gran salto que nos haga caer. ¡Ánimo! ¡Sé que lo lograrás!

1 2 3 4

¿Tienes Fibromialgia? Evita saturarte

¡Hola! Me he encontrado un poco agobiada por el trabajo y me ha resultado un poco complicado encontrar el punto de concentración exacto para compartir un tema que me parece muy importante abordar pues quienes padecemos fibromialgia es muy común que caigamos en este error. Pues bien, he aquí algunas reflexiones y consejos.

Como bien sabemos, la vida moderna nos presenta diversas actividades de forma simultánea. El trabajo, la familia, la escuela, las amistades, las redes sociales, la verificación del auto, comprar la despensa, comidas de trabajo, pasear al perro, etcétera, etcétera. De alguna manera la mayoría de las personas tenemos frente a nosotros asuntos y retos unos más complejos que otros que hacen del día una verdadera odisea. Esto me llevó a reflexionar que esta situación demanda mucha energía, mayor concentración y mucho tiempo para resolverlos.

Estamos en la era donde está de moda decir, tanto dentro de las empresas como en el núcleo familiar, que las personas deberíamos ser  “multifuncionales”. Esto nos conduce a sentir una presión enorme que produce estrés y ansiedad a niveles alarmantes.

Durante las sesiones de coaching de fibromialgia que he brindado a algunas de mis beneficiarios, he observado lo siguiente:

Algunas de ellas y ellos, a lo largo de su vida, o a partir del diagnóstico, han tenido o tienen la propensión de buscar resolverlo todo durante un mismo día. Al parecer se centran en una postura perfeccionista donde nada les satisface, por ende, buscan resolver todo sin ayuda de nadie.

Si son líderes de área, desconfían de sus colaboradores o bien si son madres/padres de familia desconfían de que sus hijos e hijas, puedan realizar las cosas mejor que ellos mismos. Son personas que viven agobiadas y  angustiados por el perfeccionismo en casi todo lo que hacen. Ese fue un error en el que caí y créanme, no da ningún resultado favorable. Una cosa es el deseo de ser excelente y la otra es caer ya en un enfermizo comportamiento compulsivo.

Dichas personas llevan un gran peso encima (que ellas mismas se atribuyen), que les desgasta y las deja sin energía. Pero recordemos que el estrés y la ansiedad, son una combinación que no nos conviene producir a las pacientes con Fibromialgia. Recordemos que este manejo de emociones y pensamientos generan señales eléctricas y químicas que producen aún más adrenalina de la normal cuando se está bajo estrés, por tanto el dolor que nos acompaña, se intensifica.

¡Cuidado! Estas pueden ser las crisis de dolor en las que quedamos sumidas por semanas en caso de no estar alertas a mejorar nuestras respuestas frente a este terrible hábito de ser “todóloga”.

Unos cuántos consejos para cuando tengamos muchas cosas pendientes frente a nosotros:

  1. Piensa en una sola cosa a la vez.
  2. Dedica tu tiempo y energía en ver las situaciones por separado.
  3. Respira pausada y profundamente.
  4. Confía en que las cosas se solucionarán tarde o temprano.
  5. Si así lo prefieres realiza una tabla de prioridades asignando el tiempo que le vas a dedicar a cada cosa, pero con calma.
  6. Confía y pide apoyo.

piensa-en-una-sola-cosa

Consejos para superar los síntomas de FM

collage-consejos-1-logo

Al despertar

Las personas que tenemos Fibromialgia presentamos distintos escalas en los síntomas. Dependiendo de la vida de la persona se presentan las diferencias. Algunas cuentan con más o menos apoyo de sus familiares y amistades, otras trabajan en casa, otras en oficinas, algunas están a cargo de sus padres, en fin; existen distintos modelos de vida que hacen difícil estandarizar los métodos para hacerle frente a los molestos síntomas.

He aquí una serie de consejos para esas fatídicas primeras horas del día:

  1. Al despertar estando acostada(o) lo primero que sugiero hacer con un ritmo suave, es una serie de respiraciones profundas y pausadas.  
  2. Mueva despacio las piernas. Estire y contraiga una pierna sin esfuerzo. Una pierna primero, después la otra. Sin esforzarse por favor, la idea no es generar más dolor sino quitar la rigidez.
  3. Disponga desde una noche anterior, en su mesilla de noche, de un vaso con agua, celular, medicamentos, control remoto de la Televisión y algún tipo de aceite de aromaterapia para darse un ligero masaje en las manos.
  4. Antes de levantarse, desde su smartphone o tableta, escuche una meditación que le motive y al mismo tiempo sea relajante.
  5. Si el dolor no es muy intenso, a media mañana, haga una caminata de 20 minutos en el parque cercano a su casa. Si no le es posible salir, elija un libro y disfrútelo.

De los consejos más importantes es evitar al máximo iniciar el día con noticieros, esto no da buenos resultados. Lamentablemente los noticieros muestran en su mayoría, problemas, violencia, dolor humano temas que nos pueden causar ansiedad o depresión, nada favorables para superar la Fibromialgia. Es preferible estar al día por internet o ver noticias durante la tarde.

¿Es la fatiga de la Fibromialgia lo mismo que el Síndrome de Fatiga Crónica?

Cuando comparto esta información de ninguna manera busco que estos artículos o publicaciones sean fuente de preocupación. Mi intención en proporcionar información completa sobre esta enfermedad a fin de conocerla y poder afrontarla de manera eficiente.

cansancio

El cansancio es otra manifestación constante que nos acompaña a las personas con fibromialgia y que no mejora con el reposo. Uno de los síntomas más desagradables además del dolor constante, es que la actividad nos desgasta. Se tiene la sensación de “apaleada” “apaleado” a horas tempranas de la tarde. Por dentro la persona está sintiendo deseos de hacer las cosas, pero es como si el cuerpo no respondiera a este deseo. Es como si se nos “acabara la gasolina”.

La fatiga en la FM es desgastante. El cuerpo está en constante estado de alerta por la adrenalina que no dejamos de producir por tanto, el cuerpo termina más que agotado. A esto hay que agregarle el factor psicológico al ver cómo las múltiples actividades cotidianas familiares o laborales, parecen ser una empinada montaña a la que quieres ascender pero tu mochila está llena de piedras pesadas que te impiden dar pasos con toda libertad. Esto te hace sentir inútil e inválida.

Una de las formas de lidiar con este problema, es liberarse de la culpa, tomar descansos entre actividades, hacer ejercicios de respiración tipo yoga; además de evitar al máximo caer en la ansiedad por no poder realizar tareas domésticas o hasta en ciertas actividades laborales que requieran de gran esfuerzo.

Para diferenciar el tipo de fatiga entre Fibromialgia y el Síndrome de Fatiga Crónica a continuación doy una breve explicación.

Existe otro síndrome que se confunde con fibromialgia pero que NO lo es. Síndrome de Fatiga Crónica ( SFC). La diferencia es que en esta última hay una fatiga crónica (de más de seis meses de duración), no explicable por alguna otra enfermedad y es un desorden de mayor magnitud, de hecho hay estudios que demuestran que las tasas de discapacidad de esta enfermedad son comparables con las de esclerosis múltiple, lupus, artritis reumatoide, enfermedades del corazón y otras serias enfermedades. También se da más en mujeres que en hombres. En Estados Unidos de 1-4 millones presentan este síndrome. En México, 1 millón de personas aproximadamente según artículo de la Jornada publicado en 2013. (No encontré datos más recientes, lo cual es penoso).

De acuerdo con estudios las pacientes aparte de la fatiga deben presentar al menos cuatro de los siguientes ocho síntomas también de manera persistente:

  1. Dolor en los músculos
  2. Dolor en las articulaciones
  3. Irritación en la garganta
  4. Ganglios del cuello hinchados y sensibles
  5. Trastornos de concentración y de memoria
  6. Dolor de cabeza
  7. Malestar después del ejercicio
  8. Trastornos del sueño

Si tienes todos los síntomas sugiero consultes a tu médico para obtener ayuda pues existen tratamientos que mejoran la calidad de vida de las personas que la padecen. ¡Ánimo! Todo estará bien.

Dolor y resiliencia

Para hablar del dolor en este post, quiero citar al famoso escritor José Saramago quien decía que

la alegría y el dolor no son como el aceite y el agua, pueden coexistir ambas e incluso mezclarse en el mismo tiempo, aunque el dolor siempre desvirtuará todo lo que toca.

¡Me encantó! Porque además de la profundidad expresada, está la simplicidad de la analogía de Saramago cuando se refiere al dolor y la alegría que me hicieron clic de tal manera que ya comulgo con estas palabras. Coincido que se puede sentir alegría al mismo tiempo que se siente dolor. Es un hecho que amerita un esfuerzo enorme para las personas que tenemos fibromialgia sin embargo, por muy feliz que te encuentres, durante las fases de dolor, podría llegarse a desvirtuar el camino y la alegría se ve desvirtuada a la menor provocación tornándose en enojo.

De un momento a otro puedes convertirte en una persona iracunda y hostil dejando impresionados a los demás por lo sorprendente del cambio. Pero ¿por qué sucede esto? Porque nos sentimos irritables por el dolor persistente que de pronto nos malhumora. Es tan insistente, tan chocante que de pronto se siente el deseo de llorar cuando en el fondo sabes que tienes muchas razones por las que podrías estar feliz. Este contraste de emociones y pensamientos es tremendamente agotador. Al final del día, cuando llega la hora de descansar, resulta que no se logra. Toda la noche el cuerpo en estado de alerta se mueve de un lado al otro para tratar de acomodarse en una postura que duela menos. A la mañana siguiente, el endeble descanso se despierta contigo y te acompaña durante todo el día.

Llevo tantos años conviviendo con el dolor que en ocasiones me pregunto ¿cómo era yo cuando no tenía dolor? Ya casi no lo recuerdo. Sin embargo, pese a lo desalentador que pueda resultar leer esto, también es esperanzador saber que los humanos tenemos una fuerte capacidad de adaptación, además de la bendición de contar con muchas alternativas en tratamientos y medicamentos que mitigan el dolor de forma radical. Mi idea de convivencia con la FM radica en esto: dentro de lo difícil del camino, siempre hay algo positivo que está presente y me sostiene para mejorar no sólo conmigo misma, sino también con los que me rodean.

Por ello me fascina la idea de que se señale el Día Mundial contra el Dolor que, como quizá muchos de ustedes ya saben, se celebró el día de ayer 17 de octubre y que es una iniciativa de la Organización Mundial de la Salud (OMS), quien ha propuesto que el dolor en sí sea considerado como una enfermedad, y ha indicado que su alivio se catalogue como un “derecho humano”. Es motivante pues además de reconocerlo como un derecho, esto también permite sensibilizar al mundo sobre esta situación.

¿Cuál es su objetivo? Destacar la necesidad urgente de encontrar un mejor alivio para el sufrimiento físico de enfermedades que causan dolor. Según los datos estadísticos más del 50% de las consultas de atención primaria se producen por dolor. Una de cada cinco personas sufre dolor crónico de moderado a intenso, y una de cada tres, no puede mantener una buena calidad de vida debido a sus dolencias.

El porcentaje es alto, por tanto me parece vital que se promueva un día especial para este tema que, seguramente, muchos recibirán con brazos abiertos pues serán al fin escuchadas sus peticiones de apoyo y se logre la comprensión.

Les dejo este video que habla del tema. Espero les sea de utilidad.

José Saramago. Biografía.

La Fibromialgia no es un castigo.

Las personas buscan darle un significado a las enfermedades a fin de poder aceptarlas o convivir con ellas de mejor forma. En ocasiones he escuchado personas que dicen que el cáncer se relaciona con rencor y una incapacidad enorme para perdonar. Aunque suena interesante esta teoría, lo cierto es que para quienes padecen cáncer y son personas que no sienten rencor o pueden perfectamente perdonar, sería algo por demás injusto ya que todos somos susceptibles de presentar cáncer.

Pero esta noche me decidí compartir esta reflexión por una plática que escuché en un café. Esta oración fue la que más me impactó. -¡Ay amiga, no sé porqué Dios me castigó con esta enfermedad!-

Me sorprendieron dos cosas de esta conversación. La primera es que, independientemente de la fe que mis lectores comulguen, yo concibo al Creador como un ser amoroso incapaz de hacernos daño de forma tan hostil y deliberada; y en segundo lugar, no concibo mi enfermedad (fibromialgia), como un castigo.

He de confesar que cuando me la diagnosticaron, casi caigo en la tentación de verla como tal pero me repuse al pensar que todas las personas han vivido alguna tentación en algún momento de sus vidas.

Para mí la FM es una señal, es un mensaje de mi cuerpo. Recuerdo que en la clase de yoga, nos decía Paola nuestra maravillosa instructora -escuchen a su cuerpo- hecho que casi nunca atendí. Recuerdo las horas de cansancio extremo por largas jornadas laborales y era incapaz de decir ¡estoy cansada! ya cumplí mis metas, mañana sigo con lo demás. Abusé de mi resistencia física, comía desordenadamente, no me ejercitaba, me desvelaba, no paraba. Me permití extralimitar mi cuerpo por no decirme a mí misma ¡basta!.

Las enfermedades no son un castigo. La Fibromialgia no es un castigo. No hay nada más lejano de la verdad que esto. Recordemos que por años llevamos un condicionamiento social que busca que sintamos culpa para controlarnos mejor. No le demos poder a lo que no lo tiene.

Les invito a ver las enfermedades, en particular esta enfermedad tan fuerte, desde una perspectiva proactiva que nos lleve a convivir mejor con ella. De nada nos sirve aumentarle más estrés y por tanto adrenalina yendo por la vida pensando en que estamos siendo castigadas castigados por algo.

Recordemos que las enfermedades son el resultado de múltiples factores que rompen un equilibrio del organismo. Aunque no se sabe a ciencia cierta qué la detona, sí sabemos que la FM es el resultado de un cúmulo de situaciones relacionadas con estrés, cansancio, ansiedad, entre otras muchas cosas.

La imagen que comparto esta noche dice:

Lo que te pasa no es un castigo, es una enseñanza. No hay castigos, hay mensajes.

Desde esta perspectiva apreciaría mucho que compartieras con nosotros qué piensas de estas dos reflexiones:

Si la Fibromialgia te pudiera dar un mensaje, ¿cuál crees que sería?

¿Qué mensaje nos estará dando nuestro cuerpo cuyo efecto es la Fibromialgia?

Qué pasen linda semana.

Pacientes con FM hemos sentido dolor difuso, pero ¿qué es?

Herramienta útil utilizada por algunos médicos

Herramienta útil utilizada por algunos médicos

Todas las pacientes con fibromialgia hemos referido dolor con distintas variantes. En la mayoría de los casos se acude al médico cuando el dolor llega a ser insoportable. Algunas personas inclusive se llegan a decir a sí mismas “al rato se me pasa” y dejan pasar tiempo valioso para un diagnóstico de prevención, pero es un hecho que en la mayoría de los casos, cuando ya no puedes de dolor, es cuando sales corriendo a visitar al doctor.

Olvidamos que nuestro cuerpo es sabio y está adaptado para avisar a través del dolor y la temperatura que algo está sucediendo. Para eso está ahí ese mecanismo de defensa. Hay que saber escucharlo cuando nos dice que tenemos que prevenir y evitar situaciones extremas tomando acciones.

Pero el caso del dolor difuso al que me refiero en el tema de fibromialgia es un dolor generalizado que no se quita con remedios caseros. ¿Pero cómo miden los médicos el dolor difuso? En una sencilla escala de 0 al 10 (siendo 0 la ausencia del dolor y 10 el dolor más intenso que un individuo puede experimentar).

En promedio el dolor en pacientes con fibromialgia que acuden al médico es de 7. Es importante sabe que aunque la molestia suele ser generalizada en todo el cuerpo, muchas personas la ubican primordialmente en los músculos, los huesos o las articulaciones. El síntoma puede centrarse más en el cuello, en la parte baja de la espalda o las piernas. El dolor difuso es la manifestación fundamental de la FM que se acompaña de sensaciones muy desagradables como pinchazos, ardor, quemazón, calambres y dolor de cabeza.

Con relación a la escala del 0 al 10 ¿en qué grado de dolor te encuentras? Aunque te encontraras en el 1, no por ello es menos importante, pero es un síntoma que nos ayuda a escuchar al cuerpo y atenderlo pronto. En mi caso, antes del tratamiento, el dolor llegó al 9 y gracias al tratamiento dependiendo de mi disciplina, estado de ánimo y ejercicios el dolor ha llegado a situarse en el número 4. Y ¿en qué nivel de la escala te encuentras tú?

Categorías

Archivos

Coaching de Fibromialgia

Booking Calendar

Calendar is loading...
%d bloggers like this: