El coaching se puede definir como el arte de facilitar el rendimiento, el aprendizaje, y el desarrollo de otra persona (Downey, 1999)

Es un proceso de acompañamiento en el que un experto (coach) aplica un conjunto de estrategias para que otra persona (coachee) mejore su situación personal y/o profesional. Esta mejora se consigue optimizando los recursos personales del coachee (habilidades, competencias, destrezas) durante el proceso de acompañamiento.