¿Cómo planear objetivos 2021 con Fibromialgia?

Publicado por Maria Isabel en

Cuando se vive con una enfermedad tipo Fibromialgia, es necesario adaptar planes y objetivos a una condición física que limita. A esta condición se le denomina fibromialgia. ¿Cómo

¿Cómo planear objetivos 2021 de mejor manera frente a esta enfermedad? 

La pandemia por COVID-19 nos ha mostrado a la humanidad entera, que todo plan tiene el riesgo de no cumplirse como se esperaba. Considero esto una gran oportunidad de mostrar al mundo que las personas que enfrentan 365 días del año esta enfermedad, tienen que trabajar con el doble de esfuerzo el tema de la frustración al no estar en posibilidad de lograr muchos de sus objetivos, debido a las crisis de dolor crónico ocasionadas por la Fibromialgia

Para establecer objetivos considerando la enfermedad, se hace necesario siempre tengas en mente, que todo plan es susceptible de no lograrse y aunque esto sucede a expertos en planeación, como a quienes no lo son; esta ocasión me enfocaré específicamente a la comunidad con fibromialgia porque amerita un tipo de planeación de objetivos muy específica:

  1. Observa que tus planes sean menos exigentes contigo, es decir; más gentiles. Las personas con FM tendemos a exigirnos demasiado y ser perfeccionistas. Cuidado de no caer en esto. Que tu plan no implique exigirte más allá de lo que no se pueda lograr porque esto te llenará de frustración, tristeza y por tanto más dolor y esto definitivamente: ¡no queremos!
  2. Considera tus objetivos basados en la siguiente estrategia: 
    • Redacta tus objetivos de forma específica iniciando con un verbo en infinitivo ar, er, ir, para estimular a tu cerebro a la acción. No le des tantas vueltas y escríbelos de forma sencilla. Ejemplo: Mantener mi peso. 
    • Cuida que tu objetivo sea medible, es decir; es importante que indiques dentro de la redacción, cómo vas a medir lo que vas logrando. ¿Cuánto pesas ahora y cuántos kilos te propones seguir pesando en un mes? Ejemplo: Mantener mi peso de 65 kilos.
    • Verifica que en la redacción de tu objetivo estés considerando el que sea alcanzable. Si te pones metas muy altas, corres el riesgo de no lograrlas. Alguien podría tener en puerta una cirugía y ponerse una meta de mantener su peso, podría no ser del todo real.
    • El objetivo que te plantees debe ser relevante. Esto quiere decir que al realizarlo implique esfuerzo y para tu mente un reto. Relacionado con el ejemplo planteado con anterioridad, cualquiera diría ¿cómo me va a resultar un esfuerzo mantener el mismo peso? ¡El chiste es bajar de peso! Te lo compro, si estás en sobrepeso; sin embargo, he aprendido que metas más simples, son más sencillas de cumplir. Con esto ayudas a tu cerebro a seguir una instrucción precisa y evitar que la mente interfiera con abandonar el objetivo. Créanme, en mi caso por ejemplo; me implica un gran esfuerzo evitar cientos de postres cargados de carbohidratos ya que son mi delirio.
    • Establece el tiempo en que lograrás el objetivo. Debes precisar si lo vas a realizar en un mes, dos o tres; pero define el tiempo. Un objetivo tiene esta característica. Debe programarse el tiempo en el que se ha de realizar para medir el avance, de lo contrario; no cumple la característica de ser objetivo medible. Recordemos: lo que no se mide, no avanza. 
  3. Una vez establecidos tus objetivos, entonces lleva estos a un calendario  o planeador visual, que puedes tener cerca de tu cama; por si acaso llegaras a tener alguna de esas crisis que nos dejan un par de días sin actividad normal. Coloca el planeador en un lugar visible. Ayuda a tu mente a manejar estos objetivos con distintos colores, llenos de vida y alegría para que te estimulen a lograrlos. 
  4. En tu plan, anota todo lo que tienes que hacer día a día, pero siempre considera primero actividades de auto cuidado, quiero decir; a ti misma, a ti mismo. Ejercicios como meditación, respiración, yoga o bien actividades de diversión son ejemplos de actividades de auto cuidado. Es muy importante que para todo plan, siempre te incluyas a ti. Quiérete, atiéndete y cuídate. 

Pues bien, con estos sencillos pasos, podrás estar en posibilidad de lograr tus objetivos más fácilmente pese a la Fibromialgia. No olvides que cuando se tiene esta enfermedad, unos días son buenos y otros no tan tanto por lo que; trabajar la flexibilidad para adaptarnos a los cambios, es siempre una excelente opción.

Espero que te sea de utilidad esta estrategia para redactar tus objetivos que conformarán tu plan para el 2021. Te invito a que veas mi canal en YouTube o Facebook, con este mismo tema.

Hasta pronto mis #Fibroamigas, Fibroamigos y Fibroamigues. Les deseo el mejor de los años. Abracito Suave para ustedes. 

María Isabel


Maria Isabel

Asesoría y acompañamiento para aprender a vivir con resiliencia frente a la Fibromialgia. Conocerás más sobre esta enfermedad, causas que la producen, tratamientos, síntomas, especialistas entre otros temas. Porque sé lo que sientes. Sesiones en línea.

0 Comentarios

Deja un comentario