girl-ocean-1300El dolor es real, pero no significa un daño progresivo o degenerativo en los músculos o en las articulaciones que vayan agravándose con el tiempo. Dependiendo del estilo de vida los impactos son en mayor o menor medida.

Afortunadamente existen diversos estudios que forman parte de las evidencias contundentes que avalan el hecho de que el dolor de la fibromialgia, es real pues se demuestra que el líquido cefalorraquídeo, que está en contacto íntimo con el cerebro, contiene concentraciones exageradas de las sustancias transmisoras del dolor. Además existen las nuevas técnicas de imágenes cerebrales (resonancia), que muestran que las personas con el padecimiento los estímulos que no hacen daño, son dolorosos.