Breve historia.

En abril del 2011, decidí crear un Blog donde pudiera expresarme de manera abierta sobre los principales retos que vivimos las personas con fibromialgia (FM) así como investigaciones de último momento y consejos prácticos para una vida mejor.

Después abrí una página en Facebook y conforme fue creciendo el número de seguidores y comentarios positivos me vi motivada a diseñar un sistema de apoyo que nace en 2014 con el nombre de Supero la Fibromialgia. ¿Por qué usé la palabra “Supero” si la fibromialgia no se cura? Al enterarme de que la FM no tiene cura, comprendí que el día a día sería un reto constante que habría que superar con fuerza, pasión, tenacidad y mucho amor por mí misma.

Desde que fui diagnosticada (2007), decidí cumplir al pie de la letra las indicaciones del médico quien a su vez me explicó que el tratamiento de la FM debía hacerse desde un enfoque holístico, es decir; con visión integral, así que empecé a investigar sobre las distintas opciones que había en la internet. Encontré realmente poco.

Aún tenía los efectos del impacto que me ocasionó la noticia del diagnóstico, así que tuve que hacer un esfuerzo enorme para salir del duelo que me produjo decirle adiós a mi “excelente salud” de entonces. Tenía que aprender a vivir con fibromialgia.

Coach de Fibromialgia

Inspirada por mi formación y actividad profesional di inicio al proceso de planeación estratégica de mi nueva vida y la puse en marcha con distintas herramientas que me fueron de gran utilidad (además de los medicamentos recetados por el doctor), tales como la meditación, el chi-kung, la espiritualidad, los ejercicios de desarrollo humano, la terapia psicológica, la natación y el cambio de hábitos de alimentación y sueño.

Como es de suponer, la mayoría de estas actividades, son costosas por tanto, basada en mi experiencia personal, decidí crear este sistema al que llamé Coaching de Fibromialgia a fin de apoyar a las personas que tuvieran este padecimiento con estrategias elementales para continuar con sus vidas lo más normal posible a partir de se diagnosticadas.

2017. He podido constatar en estos años que el coaching ha sido de gran utilidad para las beneficiarias del sistema quienes también me impulsaron a seguir con este proyecto. Les reitero mi más profundo agradecimiento, así como a usted, que se dio la tarea de consultar esta página.

María Isabel Pérez