Calmar ansiedad y dolor de fibromialgia

Publicado por María Isabel Pérez en

Algunas formas naturales para la ansiedad y el dolor de fibromialgia.

La ansiedad es parte de la vida. A todas las personas nos ha afectado en algún momento. Cuando esto sucede, hay pocas cosas que hacen sentir mejor a una persona con fibromialgia. Para calmar las emociones que surgen durante un episodio de ansiedad, existen algunas actividades (sin la ayuda de un profesionista de la salud), que pueden ser de utilidad. Cuando hay ansiedad y tensión muscular, el dolor en fibromialgia, puede acentuarse. Por ello te recomiendo lo siguiente:

Ejercicio al aire libre

No se necesita un entrenamiento para un maratón. No se trata de un entrenamiento fuerte. Caminatas de 10 minutos harán por ti más que el estar sentada o sentado observando cómo crece la ansiedad y el dolor. Si pudieras llegar a una rutina de 3 veces por semana salir a esa amena caminata, seguramente verás los resultados más rápidamente.

Al realizar algún tipo de ejercicio al aire libre tu humor cambiará. Los músculos se relajan, la presión sanguínea baja, el ritmo cardiaco se regula y las hormonas del estrés que están a tope, bajan con esta actividad. Es bastante recomendable.

Mindfulness o Meditación

Uno de los mejores recursos para bajar la ansiedad es meditar o practicar mindfulness. Es una práctica, que requiere de paciencia y es relativamente sencillo. En una de las sesiones en vivo que di, una de las preguntas más recurrentes fue, ¿cómo meditar cuando me siento tan ansiosa?

Es precisamente la meditación donde empieza el recurso para bajar ansiedad. Es cuestión de sentarte cómodamente en un lugar tranquilo, y enfocarte en tu respiración. Si a tu mente llegan miles de pendientes, sólo vuelve a concentrarte en tu respiración. Así de simple el ejercicio. La meditación no le acomoda a todas las personas, así que si sientes que no es lo tuyo porque te hace sentir más ansiosa, ansioso; no lo hagas.

Jardinería

Aún recuerdo que los momentos más relajantes que he pasado en mi vida, fue cuando arreglaba mis plantitas, el pasto y la fuente de mi jardín. ¡No había momento más delicioso que ese! Esta actividad permite que el cerebro libere sustancias que ayudan a disminuir el estrés y la ansiedad. Cuando salimos del estrés, y empezamos a relajarnos, los músculos se sienten más que liberados de la tensión. Esto disminuye el dolor. Si no tienes jardín, podrías reunirte con alguna amistad que lo tenga y ayudarle con el arreglo de alguna sección del mismo. Podrían pasar un gran momento platicando anécdotas durante esta fantástica actividad.

Sexo

Quizá estés pensando ¿sexo? Para calmar la ansiedad y el dolor es lo último en lo que pensaría si se tiene esto. Pues bien, el sexo puede ayudar a bajar la respuesta frente al estrés. Una vida sexual sana especialmente con una pareja comprometida, puede contribuir a generar más felicidad y salud manteniendo la ansiedad lejos.

Yoga

Al poner el cuerpo en ciertas posiciones que permiten estiramiento y fortalecimiento de los músculos y articulaciones. Al mismo tiempo se realizan respiraciones profundas en las cuales tienes que concentrarte. Esto hace que el ritmo cardiaco y la presión sanguínea se nivele, lo que ayuda a reducir y hasta quitar la ansiedad. Es una forma de meditar. Algunas posturas de yoga no son adecuadas para ciertas condiciones de salud, así que es muy importante contar con asistencia médica y de un instructor(a) con experiencia.

Aromaterapia

El simple hecho de oler lavanda, manzanilla, agua de rosas, sándalo, pueden ayudar a calmar un estado de estrés. Las esencias vienen concentradas en aceites que pueden ser para frotar en la piel o para olerse. Algunos científicos piensan que los aromas mandan algunas señales al cerebro que responden de manera favorable a la disminución de la ansiedad porque mueven emociones.

El realizar estas actividades en conjunto, podrían dar mejores resultados. Es importante considerar que la ansiedad y la preocupación excesivas y continuas que son difíciles de controlar e interfieren en las actividades diarias pueden ser signo de un trastorno de ansiedad generalizada. Para ello es recomendable acudir con tu médico, médica.


María Isabel Pérez

Fundadora de Supero la Fibromialgia. Paciente con Fibromialgia hace 13 años. Speaker y formadora en Perspectiva de Género.

https://superolafibromialgia.com/privacy-policy/ https://superolafibromialgia.com/terminos-y-condiciones-de-uso/