Category Archives: Psicología

¿Quién dijo que no tienen instinto de protección? Feliz día del Padre.

 

Día mundial del Insomnio

Este día se han visto varias noticias sobre el insmonio a nivel mundial. Parece ir creciendo. Es un tema que tiene que ver con la complejidad de vida que llevamos en estos tiempos. Va sumando estrés y estrés y ¡Zaz! se manifiestan distintas enfermedades. Pero hice una pequeña encuesta con algunas personas que padecen fibromialgia y estos son mis resultados que comparto en un infograma. Tardé un poco en hacerlo pero espero que sea suficientemente gráfico para explicar el tema sin tanto texto.

Insomnio

Hombres proclives a callar el dolor

#Fibromialgia Debido a los roles impuestos a los #hombres son más proclives a callar el #dolor. Expresarlo no te hace menos hombre. #masculinidades Acude a tu médico. No tienes? Te ayudamos a buscarlo en tu país!

View on Path

Ahora orientación de FM en videos de apoyo

¡Hola! Feliz martes.

Les comparto que ahora tengo una sección de videos en YouTube sobre estos temas a fin de que las personas que no pueden leer por alguna cuestión en particular o bien alguna discapacidad visual, cuenten también con la opción de escuchar información sobre fibromialgia, causas, síntomas, etc. Pero lo más importante para mí, es compartirles consejos que me han sido de utilidad  a mí y a las personas que han recibido mi coaching, lo cual me hace muy feliz pues siento más libertad y confianza en compartirlo con más personas.

Les comparto la liga de mi canal. Espero verles por ahí y comenten para que podamos mantener el canal. Gracias y toda la Luz para ustedes.

María Isabel

Por favor dar click en este vínculo:

https://www.youtube.com/channel/UCwMGgQ9jNesD9z3yfiicNfQ

Día 36/5 El destino

¡Qué tal! Les comparto este mensaje muy profundo de Grethel Guardia, que publicó en su blog, Maestra del Amor.

Me pareció de verdad profundo. Coincido perfectamente. El destino no es cruel. No estamos viviendo una crueldad a través de la Fibromialgia como muchas personas lo quieren ver. ¿Por qué lo digo?

Porque al recorrer distintos blogs, grupos de Facebook y videos que tienen que ver con Fibromialgia, noto que hay mensajes con una carga de victimismo constante, desalentador y aterrador. Como social media manager tiendo a observar el comportamiento de blogs y redes sociales para apoyar con estadísticas a mis clientes. Durante este ejercicio observé que a los blogs o grupos cargados de victimismo, les califican con muchas caritas tristes. ¡Claro está que esto suceda! si lo que producen es un efecto estresante. Hay personas que con su actitud, lejos de promover esperanza y motivar al equilibrio interno, que estamos buscando encontrar las personas con esta enfermedad, provocan más ansiedad, miedo y angustia. Me parece muy delicado y si me lo permiten, hasta un tanto irresponsable. No quiero decir que tengan que ocultar y enmascarar su emociones y sentimientos frente al dolor. ¡Qué bueno que haya espacios para desahogarse en grupo, eso me parece genial! Lo malo es que se filtran personas que ni tienen la enfermedad y sólo se limitan a exagerar o dar consejos medicinales por demás riesgosos y hasta peligrosos. Me refiero a ese grupo en particular.

Cuando se decide compartir información sobre este tema, se debe considerar que, nos hacemos responsables de los demás. No se trata de soltar  información por soltar. Tenemos que se sensibles ante las personas que están asustadas por el hecho de haber sido recientemente diagnosticadas. Cuando el desconocimiento te hace pensar que quizá esta enfermedad te va a costar la vida, información tan deprimente como la que publican muchas personas, lejos de ayudar, perjudican.

Podrían dar tan malos resultados a las personas, que considero necesario hacer hincapié de que tratemos de evitar hablar con tanta ligereza.

Pues les dejo con la reflexión de la maestra Grethel Guardia, que me ha servido para mi meditación matutina y para buscar la sabiduría inmersa en el mundo.

Blog de Grethel Guardia

 

 

Hola bella Alma. Lo que nos hace creer que el destino es cruel, es nuestro ego… que quiere las cosas a nuestra manera, y cuando no se nos complace algunos se convierten en víctimas.  Def…

Origen: Día 36/5 El destino

¡Me duele! ¿Por qué no me entiendes?

 

La incomprensión es uno de los elementos generadores de mayor estrés para personas con Fibromialgia. Es de agradecer que muchas personas quieran dar “consejos” para verte mejor sin embargo, en la mayoría de los casos, cuando esta gente no está bien documentada, lo que parecería un magnífico apoyo, se reduce a una invasión molesta para el paciente ya que te sugieren remedios caseros o de tendencia new age que no sirven para nada por lo complejo de este padecimiento.

Pero independientemente de esto, lo que resulta inquietante y frustrante es tener que estar explicando que estás enferma, que aunque no se note duele y ¡duele mucho! Cuando te niegas a participar en algunos eventos ya sea familiares o de trabajo, de inmediato la mirada juzgona y el tono complaciente se hacen presentes.

Ejemplo:

-¡Ándale, vamos a correr juntas todas las mañanas!- dice la amiga de la paciente.

-No puedo, me duelen las piernas y las articulaciones. Yo hago otro tipo de ejercicio recomendado por el médico como tai chi, elíptica, natación, ¡pero correr!, no amiga gracias, menos en las mañanas cuando más “engarrotada” me encuentro-.

– ¡Ándale! Recuerda que todo esto de la fibromialgia está en la mente y es cuestión de actitud. No te tires. Yo te veo bien. ¿No estarás exagerando?- insiste la amiga.

Esta última expresión se siente como patada de burro en el estómago. Dan ganas de gritar a los cuatro vientos ¡me duele! ¿porqué no me entiendes?, pero uno debe optar por la tranquilidad y la comprensión ya que mucha gente desconoce esto. Si a nosotros nos resulta difícil comprendernos, qué podemos esperar de los demás.

Recordemos que si nos enojamos podríamos provocar un disparo extra de adrenalina que no nos conviene para nada.

En el trabajo lo mismo. Suele suceder  cuando llamas para informar que estás en crisis de dolor y el jefe o la jefa te contestan: -¡Qué caray! Entonces así no te voy a poder dar el ascenso que tenía pensado para ti. ¿Lo has pensado bien? Yo te veo bien, de hecho hay personas con discapacidad motriz trabajando, ¡no entiendo por qué tú te reportas enferma!-

Suena duro. Lo es. La incomprensión social ante la Fibromialgia, es una realidad  debido a que hay mucha desinformación todavía. Tengamos paciencia, tomemos aire de forma profunda, contemos hasta diez y sigamos adelante. Que esta incomprensión no nos haga sentir mas adoloridas adoloridos de lo que  ya estamos.

Demos gracias a la vida que pese a la enfermedad, estamos desarrollando una capacidad extraordinaria de comprensión por las personas que se encuentran en peores circunstancias, y entre ellos, cuento a aquellas que de forma no intencional, violentan a otras con sus “buenas intenciones”.

Pensemos pues que ellos también necesitan apoyo de nuestra parte al informarles sobre qué es fibromialgia, sus síntomas, sus alcances. Con ello se obtiene mayor entendimiento. Claro está, si te topas con individuos necios, desecha sus comentarios e, insisto, sigue adelante. Eso no tiene por qué perturbarte.

Sé que al final de este tipo de conversaciones queda una sensación de frustración y hasta de enojo, pero siempre tenemos la opción de pensar primero antes de reaccionar ante impulsos. Suelta, bendice y perdona. Es un pensamiento que a mí me funciona muy bien para liberarme de la ansiedad que este tipo de momentos, produce. Espero que también sea de utilidad para ti.

Sé feliz, lo mereces.

 

Nueva técnica para convivir con el dolor

La búsqueda de solución para la Fibromialgia está llevando a distintas corrientes clínicas y también holísticas, a aplicar distintos tratamientos que me han parecido interesantes; pero lo que más me llamó la atención al analizarlos y algunos de ellos ponerlos en práctica en mí misma, fue observar que muchos de éstos están dando resultados, no para la cura definitiva, sino para mejorar los síntomas.

Encuentro esta nota interesante que quiero compartirles ya que es una investigación interesante desde la perspectiva de la técnica de enseñanza y educación sobre el dolor, es decir, la pedagogía del dolor.

pedagogia-del-dolor

Arturo Goicoechea, antiguo jefe del departamento de neurología del Hospital de Vitoria, norte de España dice que lo bueno es que la ciencia del dolor ha cambiado muchísimo.“Desde la última década del siglo pasado sabemos como trabajan las neuronas y las redes y podemos buscar explicaciones dentro de un marco neuronal novedoso”.

Según el neurólogo el dolor se consolida con la convicción de enfermedad, pero se puede disolver rechazando la tesis de enfermedad, soltando el lastre de las creencias y expectativas que alimentan los sentimientos de enfermedad y recuperando el estado de convicción razonable de salud. Menciona que desde no hace mucho en países como España, Bélgica, Canadá, Reino Unido y Australia se ha puesto en marcha un programa llamado Pedagogía del Dolor donde se reúne a pacientes en grupos a los que se les explica qué es el dolor.

“Explicamos lo que realmente es el dolor en términos neuronales y esa pedagogía hace que a veces el cerebro reorganice sus decisiones de activación del programa y lo desactiva y en consecuencia los pacientes mejoran”, dijo el experto.

Aún cuando su teoría es interesante porque lo ve desde el punto del cerebro, es un hecho que falta mucho por investigar ya que como él, existen algunos médicos que se resisten a la realidad de que la enfermedad existe. El Dr. Goicoechea explicó que“Aunque no existe una enfermedad, el cerebro actúa como que hay una. Lo que padece el enfermo no son los síntomas de la enfermedad sino los síntomas de activación del programa de enfermedad que tiene el cerebro frente a la enfermedad”. Todo iba bien con su análisis, hasta que explicó esto último.

Me inquietó profundamente pues su descripción me resulta tan radical que se corre el riesgo de seguir tratando de hacer invisible la enfermedad. De estar en su papel analizaría mucho antes de describir esto como si fuera una enfermedad inexistente o inventada. Ya pasamos por mucho dolor e infelicidad como para que de nuevo nos vuelvan a tomar como un grupo de personas histéricas que inventamos lo que sucede. Afortunadamente existen varios médicos con visión integral y sistémica del problema y se están preparando para encontrar la solución. Nos urge a las personas con este padecimiento que algunos médicos, eviten fragmentar al paciente con FM tan artificialmente. Su visión en linear y reduccionista es válida en la praxis claro está, pero no lo es todo. Deben observar el todo y evitar circunscribirse a su especialidad, cuando se ven paciente con este padecimiento cuando menos. No juzgo la práctica médica, mi padre fue médico y mi hijo médico investigador, pero no olvidemos que la Fibromialgia es una enfermedad que debe ser analizada como un sistema complejo.

Lo rescatable de esta investigación realizada por el neurólogo español, es que en realidad las personas sí tenemos que aprender a convivir con el dolor y requiere de una técnica y de apoyo constante. Es un hecho. Lo he aplicado conmigo misma y me ha dado resultados. Es necesario buscar las alternativas naturales (además de las médicas que el reumatólogo indique), para disminuir el dolor.

 

 

 

Recuerdos sobre mi madre

mama-y-fibromialgiaEran los 70’s y mi madre postrada en su cama se quejaba de dolor constante en todo el cuerpo. Recuerdo perfectamente cuando me decía: –Hija, no sólo duele el cuerpo, me duele el alma porque nadie me cree. Me han tachado injustamente de hipocondríaca y eso lastima y mucho. No sé qué más tomar, porque nada me ayuda. Siento mucho que me veas tan triste y adolorida cuando quisiera volver a salir contigo y tus hermanos a pasear mucho, como solíamos hacerlo. Mi dolor se acompaña de culpa. Una culpa que intento no tener pero siempre surge inesperada cuando me necesitan y no puedo seguirles el ritmo. Me molesta mucho tener que salir con una bolsa llena de medicamentos recetados por tantos médicos sin resultados satisfactorios. Sigo igual–  Se le quebró la voz y terminó diciendo antes de romper a llorar con profundo desconsuelo.- Nada me cura. No hay nada que quite este dolor en todo el cuerpo. Me hace infeliz este cansancio que no me deja ser. Ya no puedo ser la mujer activa y alegre que solía ser. ¡Por Dios, quiero que se me quite pronto!- Con 13 años encima, yo no sabía qué hacer. Quería ayudar a mi madre y quitarle el dolor, pero nada podía hacer. Fue muy triste verla debilitarse de esa manera.

Muchos años después, casi en la recta final de la vida de mi madre, yo había sido ya diagnosticada con fibromialgia, por lo que pude comprender que mi madre había pasado por toda esta enfermedad en una época donde aún no se sabía nada de ella. Ahora la que lloró fui yo al pensar que mi mami sufrió tanto dolor durante tanto tiempo y no pudo en todos esos años, ser correctamente asistida por médicos a falta de su conocimiento sobre la Fibromialgia.

Afortunadamente el tratamiento que me enviara mi reumatólogo cuando fui diagnosticada con FM, también le fue recetado a mi madre por su geriatra. Los últimos dos años de su vida, ella vivió con dolor controlado, casi suprimido, y por tanto regresó su buen humor y particular alegría. Tuve la grandiosa oportunidad de verla sonreír tranquila cuando al fin le dieron la noticia de que identificaron el tipo de enfermedad que la tuvo tantos años postrada de dolor. Con esta experiencia aprendí muchas cosas, una de ellas es que la FM puede ser una enfermedad hereditaria. Ahora, con mi hija, sigo el tratamiento preventivo que propongo en mis sesiones de coaching para evitar que, por predisposición genética (defecto de fábrica), caiga en las terribles fauces de esta enfermedad considerada ya, una epidemia.

 

5 cosas que se deben evitar cuando tienes Fibromialgia

De las cosas más difíciles de resistir para muchas personas, son los placeres cotidianos de comerse un rico postre, fumarse un cigarrito después de una divertida comida en un restaurante taurino, entrarte a las empanaditas fritas y además, para finalizar, un dulcísimo licor para la digestión. ¡Error! Todo lo que acabo de mencionar es justamente lo que nos pondría en jaque a muchas personas que padecen fibromialgia.

He aquí 5 cosas que se deben evitar cuando se tiene esta enfermedad y el por qué evitarlas.

  1. Fumar. La nicotina perjudica el funcionamiento del sistema nervioso autónomo. Cuando te fumas un cigarrito, parece disminuir la ansiedad, pero al cabo de un rato, podrían aparecer desde ligeros hasta fuertes picotazos, como toques, justamente por la irritación que esto produce en terminaciones nerviosas.
  2. Alcohol. Evitar el consumo excesivo de alcohol y bebidas que contengan sustancias parecidas a la adrenalina, como cafeína, refrescos de cola o bebidas energetizantes. Esto también produce irritación en terminaciones nerviosas y el efecto relajante que se produce al inicio, después se convierte en un torrente de adrenalina que también producirá insomnio.
  3. Café. Algunas personas me han dicho que no pueden vivir sin tomar café pero si se vive con fibromialgia hay que pensarlo dos veces antes de abusar de esta maravillosa bebida. Casi todos las bebidas irritantes como ésta, producen los mismos síntomas mencionados en los puntos 1 y 2. Si de plano es mucho el sacrificio de dejar el café, es suficiente una sola taza al día por la mañana.
  4. Carne roja. En general evitar alimentos ricos en grasas animales que incluyen alimentos fritos o demasiado condimentadas. Consumo moderado de carne roja. Se debe evitar cuando al comerla, se presenta dolor durante la menstruación o dolor de cabeza.
  5. Dulces, pasteles, galletas. Los alimentos con alto contenido de azúcar simple fermentan dentro del cuerpo lo que provoca inflamación abdominal. El brusco ingreso de azúcares en el organismo hace que se produzca demasiada insulina, con la consecuente hipoglucemia reactiva.

También es recomendable evitar alimentos chatarra ya que algunas contienen glutamato monosódico. Si se tuviera la presión baja esto favorecería el aumento de mareos y el cansancio.

Lo sé, es difícil de aceptar. En mi caso ha sido un calvario porque solía ser una persona felizmente “comelona” y el ir poco a poco acostumbrándome a estos nuevos hábitos para sentirme mejor, no fue fácil. ¡En serio, de verdad nada fácil!. Como hubo momentos donde me costó un triunfo aplicar la restricción, me brinqué las trancas e hice caso omiso a las recomendaciones médicas, ¡la pasé verdaderamente mal! así que ahora me es necesario compartirles esta importante información para que la consideren. Recordemos que, en algunos casos, los pequeños saltos brindan mejores resultados que un gran salto que nos haga caer. ¡Ánimo! ¡Sé que lo lograrás!

1 2 3 4

¿Tienes Fibromialgia? Evita saturarte

¡Hola! Me he encontrado un poco agobiada por el trabajo y me ha resultado un poco complicado encontrar el punto de concentración exacto para compartir un tema que me parece muy importante abordar pues quienes padecemos fibromialgia es muy común que caigamos en este error. Pues bien, he aquí algunas reflexiones y consejos.

Como bien sabemos, la vida moderna nos presenta diversas actividades de forma simultánea. El trabajo, la familia, la escuela, las amistades, las redes sociales, la verificación del auto, comprar la despensa, comidas de trabajo, pasear al perro, etcétera, etcétera. De alguna manera la mayoría de las personas tenemos frente a nosotros asuntos y retos unos más complejos que otros que hacen del día una verdadera odisea. Esto me llevó a reflexionar que esta situación demanda mucha energía, mayor concentración y mucho tiempo para resolverlos.

Estamos en la era donde está de moda decir, tanto dentro de las empresas como en el núcleo familiar, que las personas deberíamos ser  “multifuncionales”. Esto nos conduce a sentir una presión enorme que produce estrés y ansiedad a niveles alarmantes.

Durante las sesiones de coaching de fibromialgia que he brindado a algunas de mis beneficiarios, he observado lo siguiente:

Algunas de ellas y ellos, a lo largo de su vida, o a partir del diagnóstico, han tenido o tienen la propensión de buscar resolverlo todo durante un mismo día. Al parecer se centran en una postura perfeccionista donde nada les satisface, por ende, buscan resolver todo sin ayuda de nadie.

Si son líderes de área, desconfían de sus colaboradores o bien si son madres/padres de familia desconfían de que sus hijos e hijas, puedan realizar las cosas mejor que ellos mismos. Son personas que viven agobiadas y  angustiados por el perfeccionismo en casi todo lo que hacen. Ese fue un error en el que caí y créanme, no da ningún resultado favorable. Una cosa es el deseo de ser excelente y la otra es caer ya en un enfermizo comportamiento compulsivo.

Dichas personas llevan un gran peso encima (que ellas mismas se atribuyen), que les desgasta y las deja sin energía. Pero recordemos que el estrés y la ansiedad, son una combinación que no nos conviene producir a las pacientes con Fibromialgia. Recordemos que este manejo de emociones y pensamientos generan señales eléctricas y químicas que producen aún más adrenalina de la normal cuando se está bajo estrés, por tanto el dolor que nos acompaña, se intensifica.

¡Cuidado! Estas pueden ser las crisis de dolor en las que quedamos sumidas por semanas en caso de no estar alertas a mejorar nuestras respuestas frente a este terrible hábito de ser “todóloga”.

Unos cuántos consejos para cuando tengamos muchas cosas pendientes frente a nosotros:

  1. Piensa en una sola cosa a la vez.
  2. Dedica tu tiempo y energía en ver las situaciones por separado.
  3. Respira pausada y profundamente.
  4. Confía en que las cosas se solucionarán tarde o temprano.
  5. Si así lo prefieres realiza una tabla de prioridades asignando el tiempo que le vas a dedicar a cada cosa, pero con calma.
  6. Confía y pide apoyo.

piensa-en-una-sola-cosa

Categorías

Archivos

Coaching de Fibromialgia

Booking Calendar

Calendar is loading...
%d bloggers like this: